Miércoles, 14 de Febrero de 2018
El atletismo en la colectividad y los 50 años del Confraternidad Deportiva

“LA POSTA INFINITA”: testimonios y experiencias de atletas y dirigentes deportivos de diversas épocas registrados en un libro.

El atletismo en la historia de la colectividad japonesa en la Argentina tuvo un papel central durante muchos años, sobre todo en las décadas del ’50 hasta principios de los ’80, ya que era el principal evento del año y en donde muchas personas se juntaban a hacer picnic y asistían a un espectáculo deportivo donde participaban familiares, compañeros de equipo y amigos. Esta tradición fue mutando a través de los años, pero sin perder la esencia.

En un momento -segunda mitad de los ’70-, la práctica de este deporte dentro de la colectividad dejó de ser solamente el evento para juntar a las familias en el mes de febrero –mes de vacaciones en las tintorerías- para convertirse en un torneo en época de fin de año donde los atletas nikkei que entrenaban con un calendario casi profesional entusiasmaban con sus perfomances al público.
Dentro de este contexto, me pareció necesario dejar registrados en mi libro La posta infinita (publicado en noviembre de 2017), los pensamientos, las experiencias y las vivencias de los nikkei que eligieron este deporte como partícipes en sus vidas, y al Confraternidad Deportiva Nikkei como parte de su experiencia deportiva y personal.
Para muchos atletas aficionados -como quien escribe estas líneas-, participar en el “Confra” fue como haber sido parte de una especie de Juegos Panamericanos Nikkei. El hecho de representar a la Argentina es algo que muchos soñamos cuando vemos a nuestros deportistas, tanto de la selección de fútbol como la Generación Dorada, las Leonas, los Pumas o a medallistas olímpicos cantando el himno y defendiendo nuestros colores.
Las vivencias durante el “Confra” generaron una mística dentro del atletismo, donde ininterrumpidamente desde 1968 participaron gran cantidad de personas. En La posta infinita se ven reflejados esos sentimientos: el orgullo de defender a la Argentina, el valor de la amistad generado por la práctica del deporte, el agradecimiento a las personas que hicieron mucho por uno, el sacrificio, y los logros conseguidos.
De esta forma, en un juego de palabras, el “testimonio” certifica su doble sentido: que lo narrado por los participantes del “Confra” sea el instrumento que sirva para dar el pase a nuevas generaciones de dirigentes y atletas nikkei de forma permanente.
Mientras haya dedicación y pasión, en el deporte siempre habrá buenas historias..., y muchos libros por escribir también.

 

* Autor de La posta infinita, atleta y dirigente.
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla , 1140880889.