Jueves, 02 de Enero de 2014
¿Tarde? Nunca

Roberto Carlos Miyashiro es alumno de los cursos de adultos de Nichia Gakuin. Nació en Buenos Aires, en una familia con padres inmigrantes. Fue a estudiar al gakko de Escobar, pero no terminó la primaria. “La vida me fue llevando a estudiar y a trabajar”, dice ahora, con 66 años.

“Siendo nisei con ancestros de un país con cultura, tradición e historia, motivó esa idea que siempre tuve de comenzar nuevamente a estudiar nihongo”, cuenta.
Luego de jubilarse y, sobre todo, al tener su primera nieta, sintió ganas y fuerzas; era la hora de comenzar. “Sí, se puede”, pensó y a los 65 años comenzó a estudiar. Le dedicó mucho tiempo en una etapa, asegura, “tan linda de la vida, ya prolongada en mi nieta”.
Ahora, disfruta de ir a gakko, en un ambiente cálido y acogedor, y ha recibido dos diplomas: por haber aprobado el curso anual y también por asistencia perfecta.