Lunes, 06 de Enero de 2020
Japón, entre Irán y Estados Unidos

LAS TENSIONES geopolíticas y económicas.

Las tensiones entre Estados Unidos e Irán son un tema que preocupa, y mucho, a Japón. Principalmente porque desde Medio Oriente proviene el 90% de las importaciones de petróleo de Tokio, y por ello, Japón viene anunciando que enviará buques y aviones patrulla al estrecho de Ormuz a fin de garantizar la seguridad de los buques que debieran llegar al país (hay que recordar que el año pasado, en el estrecho de Ormuz se produjeron ataques contra barcos petroleros, uno de ellos japonés).

Así, el anuncio por parte de Estados Unidos del asesinato del comandante iraní Qasem Soleimaní fue tema en el discurso de Año Nuevo del primer ministro Shinzo Abe.

El premier, indicó la NHK, se refirió a la necesidad de garantizar la seguridad en aguas de Medio Oriente, ya que Japón importa de allí la mayor parte de sus recursos energéticos.

Japón e Irán, además, mantienen buenas relaciones: el 20 de diciembre, el presidente Hasan Rohani visitó Tokio; previamente, en junio, fue Abe quien viajó a Teherán. Como contraparte, Estados Unidos y el país nipón son históricos aliados, y a principios de este 2020 entró en vigor un tratado de libre comercio firmado por Donald Trump y Shinzo Abe.

Así las cosas, la estabilidad de Medio Oriente es vital para Japón, principalmente por el suministro energético. Este lunes 6, en la Bolsa mercantil de Tokio los futuros del petróleo registraron una suba sin igual en siete meses: por encima de los 400 dólares por kilolitro.