Viernes, 28 de Diciembre de 2018
Postales de Año Nuevo

TEMPORADA de envío de tarjetas por las fiestas a través del correo.

Japan Post celebró una ceremonia en Tokio el 17 de diciembre para conmemorar el inicio de la temporada de envío de postales de Año Nuevo. Las oficinas de correos de todo Japón comenzaron a aceptar las tarjetas al día siguiente, informó la NHK. Es que desde tiempos antiguos, el 1 de enero tiene un significado espiritual para los japoneses, dado que se considera el día de llegada del dios de Año Nuevo. Por este motivo, es un día festivo nacional desde 1948.

Hay que recordar que el 2019 será el último año de la era Heisei debido a la abdicación del emperador Akihito, por lo que será un momento significativo de la historia de Japón.
Como parte de las festividades del 1 de enero, es costumbre intercambiar felicitaciones por escrito, una práctica cuyo origen se remontaría a hace mil años aproximadamente. El nacimiento de Correos, en 1871, habría contribuido a su propagación. Dos años después, las oficinas postales comenzaron a emitir tarjetas, y así fue cómo surgió la costumbre de enviar postales de Año Nuevo.
Según la costumbre, las tarjetas debían llegar el mismo 1 de enero, de ahí que la labor de los carteros aumentara marcadamente a finales de diciembre y principios del mes siguiente. Todo esto repercutía en el funcionamiento normal de Correos y fue motivo de que esta institución decidiera implantar el sistema que sigue en vigor al día de hoy, y que consiste en aceptar las postales de Año Nuevo con antelación.
En 1949, el entonces Ministerio de Correos comenzó a emitir postales de Año Nuevo que permitían participar en una rifa; la posibilidad de ganar algún premio provocó un aumento en las ventas. En 1997 se enviaron unos 3700 millones de tarjetas y otro tipo de felicitaciones. Sin embargo, con el paso de los años, la cifra ha ido disminuyendo. La ralentización económica y el uso del correo electrónico y de las redes sociales, entre otros cambios en el estilo de vida de la gente, han motivado este descenso.
Según Correos de Japón, en lo que va de año, han recibido unos 2100 millones de tarjetas de Año Nuevo.