Martes, 18 de Diciembre de 2018
Reclamos de los descendientes de la dinastía de Ryukyu

DEMANDARON a la Universidad de Kioto para que les sean devueltos los restos de sus ancestros.

Descendientes del fundador del Reino de Ryukyu, quien gobernó las islas del suroeste de Japón hasta que se instaló el gobierno de la prefectura de Okinawa hace casi 140 años, demandaron a la Universidad de Kioto, exigiendo el retorno de los restos de sus ancestros que posee la casa de estudios.

Los demandantes, incluidos dos descendientes de la familia de la primera dinastía Sho, que data del siglo XV, y un profesor universitario de Okinawa, presentaron la demanda ante el Tribunal de Distrito de Kioto el 11 de diciembre.
Alegan que Takeo Kanaseki, antropólogo y luego profesor asistente en la Universidad Imperial de Kioto, llevó en 1928-29, sin permiso, restos de al menos 59 personas relacionadas con la dinastía para fines de investigación.
Las tumbas incluyen a Mumujanabaka, en el pueblo de Nakijinson.
La universidad actualmente guarda los restos de 26 personas como espécimen.
Los demandantes afirman que los descendientes son designados como sucesores de propiedades para servicios religiosos, incluidas tumbas y restos de sus antepasados, en virtud del Código Civil y que la universidad posee ilegalmente los restos y rechaza las solicitudes de devolución.