Jueves, 24 de Mayo de 2018
Chimugukuru

KEIROKAI organizado por el Fujimbu del Centro Okinawense en la Argentina.

Se celebró un nuevo keirokai organizado por el Fujimbu del Centro Okinawense en la Argentina, el 28 de abril pasado, y con los asientos plenos de gente.  
El evento, que contó con la conducción de Fujiko Nakasone, comenzó con un minuto de silencio en memoria de los socios fallecidos.

La presidente del Departamento de Damas, Fumiko Ganaha, repasó en su discurso la historia del keirokai, desde 1953 a 1957; resaltó las costumbres y resaltó que esta celebración es un lugar importante para el corazón, para charlar, para el reencuentro, gracias a COA, institución que todos los años coa ofrece su sede.
Por su parte, el presidente del Centro Okinawense, Satoshi Tamaki, agradeció al Fujimbu por la organización de la actividad, el espíritu recíproco de ayuda, y por mantener el espíritu de Okinawa: el chimugukuru.
“Como todo los años, se hizo esta fiesta para pasar un día divertido”, resaltó Tamaki.
Es que todos los años, esta fiesta se prepara con la energía de que sea mejor que la anterior, destacó, por su parte, Saneyoshi Nakamura, ex presidente de Okiren.
Como reconocimiento a los mayores de 100 años, se entregaron presentes a Kyo Inafuku, de 102, y a Hiroko Yohena, de 101. Ambas recibieron otoshidama, pese a ser una costumbre de Año Nuevo para los chicos, y otros regalos.
A la hora del brindis, la copa fue levantada por Seibun Komesu, expresidente de COA, gesto acompañado por: “kampai, kari, salud”.
Seguidamente, se presentaron diferentes números artísticos.